Experiencias para disfrutar en familia
#somoslittle

¿Hace una tarde de puzles?

Hoy tenemos “artista invitada” en el blog. Nada más y nada menos que Belén Román, de Viel Spass, nuestra juguetería de cabecera.

Le pedimos a Belén que nos diera algunas recomendaciones sobre juguetes clásicos, de esos que encontramos en todas las casas, de los que “no fallan” nunca, de los que te salvan una tarde lluviosa…y ella nos dijo “¡Puzzles, por supuesto!”.

Nos encantó la idea, así que os dejo con ella y sus recomendaciones de puzles para niños. Y ya sabéis, si os invade una necesidad imperiosa de comprar alguno de ellos…¡corriendo a Viel Spass!, y si vives de fuera de Granada, volando virtualmente a su tienda on line.

Cuéntanos Belén…

Hoy os vamos a hablar del maravilloso e infinito mundo de los puzzles.

puzles en familia

¿Quién no ha hecho un puzzle alguna vez? Seguro que todos en algún momento os habéis puesto a hacer alguno, y habéis alucinado con la velocidad a la que pasan las horas cuando estás en la tarea. Yo he de reconocer que es un mundo que me encanta y que puedo pasarme horas observando, ordenando y clasificando las piezas antes de colocar alguna. Una auténtica profesional oigan 😉

Beneficios de los puzles

Podríamos decir que los puzzles son un juego clásico que no pasa de moda y que nos aporta muchísimos beneficios, sobre todo desde el punto de vista cognitivo y mental: con ellos podremos poner en práctica nuestra concentración, observación, memoria visual y pensamiento lógico.

Para resolver un puzzle es muy importante el reconocimiento de formas y colores, ordenar y clasificar sus piezas, fijarnos en los pequeños detalles, y para todo ello necesitamos calma y  tranquilidad ¡será por eso que me encantan tanto!

beneficios de los puzles para niños

Lo cierto es que además de los valores pedagógicos que os he citado (¡y todos los que me he dejado en el tintero!), a mí me gustan los puzles por dos razones fundamentales:

Son para todas la edades, y pueden disfrutarlos tanto niños como adultos. Si ya vais peinando canas, recordad que está probado que realizar puzles podría prevenir del desarrollo de problemas de memoria en personas mayores, así que es una forma estupenda de mantener la mente en forma.

Es un momento de tranquilidad, pausa, concentración, que me intento encajar dentro del día a día, aunque lo consigo menos de lo que me gustaría. El “momento puzle” es ese remanso de paz donde refugiarme a veces de todas las rutinas nos llevan a un “no parar”: cole, deberes, actividades extraescolares….

Como decíamos, existen puzles para todas las edades, pero es importante aclarar que, en esto, como en casi todo, cada niño es un mundo.

tangram para niños

Nosotras siempre recomendamos los rangos de edad que establecen las marcas, ya que suelen adaptarlos muy bien en función del tamaño y número de piezas. Aunque es cierto que en muchas ocasiones nos encontramos casos en los que si el niño está acostumbrado a realizar puzles, demandará juegos con un número mayor de piezas. Por el contrario, si apenas ha jugado con puzles, va a requerir más tiempo y un puzle menos complejo; esto le ayudará a no sentirse frustrado y a que le resulte interesante jugar con él. Poco a poco, conforme vaya adquiriendo destreza, demandará puzles de mayor tamaño.

Os vamos a presentar algunos de los puzles que más nos gustan y que están dentro de nuestro ranquin de súper ventas.

Primeros puzles

Para los más pequeños de la casa, nuestro consejo es que te sientes con él o ella: en la mesa o en el suelo (es donde más les suele gustar) y que comencéis a construir sus primeros puzles, que le enseñéis la dinámica del juego. Sencillamente le acercas las piezas y él irá probando y descubriendo poco a poco…

Lo de sentarte en el suelo con ellos a realizar los puzles es algo que gusta a pequeños y mayores, y aunque parezca que los puzles son un juego individual, nada más lejos de la realidad: en familia se disfruta muchísimo también haciendo puzles. Quizás no trabajaremos tanto la concentración, pero si la cooperación, colaboración y trabajo en equipo.

Para estas edades, 1 o 2 años, los puzles idóneos suelen ser encajables de madera, de bloques o figuras de distintas formas geométricas o animales. Aunque con dos añitos ya podemos ponerle puzles de 2 o 3 piezas donde puedan asociar colores, animales u objetos iguales.

primeros puzles para niños

En este rango de edad también podemos introducir los puzles progresivos, de diferentes imágenes donde van aumentando el número de piezas y nivel de dificultad.

Puzles a partir de 3 años

A partir de 3 años comenzamos con puzles más complejos, de unas 24 piezas aproximadamente, siempre con ilustraciones sencillas, de colores alegres, fáciles de distinguir y los trazos del dibujo bien marcados.

Con 4 años podemos llegar a las 36 piezas y con 5 o 6 años a las 50 piezas.

elegir puzles para niños

Este rango de edades es el marcado por DJECO, una marca que a nosotras nos encanta: sus puzles silueta para estas edades son geniales y van adaptando el tamaño de la pieza según el número de piezas. Por supuesto, estos rangos son orientativos, ¡cada niño tiene su ritmo!

Puzles a partir de 7 años

A partir de 7 años existe una gran variedad de puzles, con diferentes temáticas que a los niños les pueden resultar muy interesantes.

Por una parte, tenemos los puzles magnéticos. Tres que a nosotros nos gustan mucho son el del cuerpo humano, donde podemos aprender las diferentes partes del cuerpo humano de una forma muy divertida, o el de España o el Mundo, donde cada imán representa una provincia o un país, otra forma muy divertida de aprender geografía.

Y por otro lado, tenemos los puzles de observación, donde una vez construidos podemos jugar a encontrar las imágenes que nos indican en su borde, o los puzles galería, donde las ilustraciones son impresionantes.

puzles dejo para niños

Y de aquí, al infinito, porque hay puzles que pueden llevaros meses completar y que, una ver terminados, son preciosos elementos de decoración para cualquier parte de la casa que, además, os recordarán siempre las horas felices que pasasteis haciéndolos en familia.

Si os ha picado el gusanillo de observar, mirar, colocar…¡entonces tenéis el virus del puzzle!. En ese caso, simplemente recordaros que para este tipo de “pacientes” somos “juególogas altamente cualificadas” y podemos recetaros la mejor medicina: puzles, puzles ¡y más puzles!