Experiencias para disfrutar en familia
#somoslittle

Bookolia: cuidar los detalles

La editorial Bookolia se distingue de otras en el panorama editorial actual de libro infantil por el mimo y el cuidado que ponen en el libro, como deja bien clara la declaración de principios que encontramos en su web:

“Nos gusta el libro como objeto perdurable en el tiempo, por eso ponemos especial atención a los pequeños detalles en la elaboración de cada uno de ellos”.

editorial independiente libro infantil

Es muy fácil enamorarse de este proyecto, tanto por la calidad de su catálogo como por su forma de trabajar y la delicadeza de cada uno de los títulos que han publicado.

editorial infantil Bookolia

La protagonista del cuento “La estación de las hojas”, comienza su relato pensando que “el otoño estaba roto” y tenía que arreglarlo. Una metáfora del miedo que nos provocan a veces los cambios, no solo de estación, y que, si se cambia la perspectiva, son una oportunidad para crecer y mejorar.

Esta imagen casa perfectamente con el espíritu de esta editorial, no tan conocida por el sur, pero que cuenta ya con grandes títulos y nombres, como Marta Aguilera o Isabel Ruiz; o algún álbum difícil de olvidar como “La huella”, que precisamente trata sobre lo que nos afectan algunas personas que vamos encontrando en nuestra vida.

La huella, editorial Bookolia

Este estado “bookólico” como lo nombran en su web, es el resultado de poder leer historias diferentes, salir de esos lugares recurrentes, como por ejemplo en “Mis dos nidos”, que nos habla de la vivencia de un pajarito en la separación de sus padres. Bookolia es una de las editoriales actuales que reconocen que los modelos de familia ya no se reducen al clásico: “mamá + papá + hermano + hermana”, y que existen tantas formas de contar cómo vivimos en cada casa, como tipos de álbum ilustrados.

El iglú

Y es que, otro de los puntos de partido que nos recuerda el catálogo de Bookolia es que lo más importante en esta vida es nunca olvidarnos de soñar, como le ocurrió a la protagonista de “Moussa sueña”, que tuvo que lanzarse a la aventura de buscar los sueños olvidados en un mundo donde los chavea vivían pensando en el trabajo que tenían que hacer, y no recordaban cómo jugar. ¡Como si jugar no fuera la ocupación principal que debieran tener los infantes! Recordemos las pautas de genios como Frato (Francesco Tonucci) cuando habla de La ciudad de los niños.

jóvenes autores Bookolia

Bookolia tiene también propuestas (muy) arriesgadas, como “Arrecife y la máquina de melodías”, una novela musical en la que se unen música, aventura y valores para crear una historia  bella y delicada.

Cada capítulo de esta singular novela se acompaña por una referencia a música de mujeres compositoras: Clara Schumann, Gracia Baptista, Amy Beach, Celia Torrá, Francesca Caccini, Pauline Viardot, Melania Bonis…

¿Os imagináis lo que podrían hacer nuestras amigas de Gorgoritos, música, arte y educación con esta maravilla?

Pero sin duda para Little Chavea el álbum que mejor cuenta lo que queremos hacer es: “Cuando mamá llevaba trenzas”

Aquí se nos recuerda que el tiempo pasa, y que siempre hay momentos que añorar y otros futuros con los que ilusionarse, y como otros álbum de Bookolia, es una oportunidad para tender puentes entre generaciones, y disfrutar del ocio y la literatura, en familia y ¡a lo bestia!

* Este post está escrito “al alimón” entre Mercedes (la de Little, la de siempre) y Raquel Hernández, aka “La lectora profesional (www.entropiacultural.com)