Experiencias para disfrutar en familia
#somoslittle

Reinventarse profesionalmente como autora de libros infantiles

Me llamo Agurtzane Benito y nací en Bilbao. Vine a Granada de jovencita y aquí me quedé.

Mi profesión desde 2004 es la de diseñadora textil. En ese año creé mi propia marca de ropa infantil, Adrippi, nombre que nace de la unión de los nombres de mis hijos: Adriana y Pablo, que en aquel momento tenían tres y cinco años respectivamente. La marca creció con ellos y hoy es Adrippi escolar, que se dedica al diseño, personalización y fabricación de equipación escolar para centros infantiles y coles.

En 2012, el proceso de reconversión de mi marca me permitió dedicar tiempo a una actividad que me encanta desde niña: dibujar. Este fue el comienzo de un periodo de cuatro años creando historias ilustradas al más puro estilo naif en el que los trazos se fusionan con distintas texturas, y donde las palabras se empapan de emoción sobre un suelo de mensajes positivos.

pinturilla

En septiembre del pasado año ve la luz mi primer cuento infantil ilustrado: Pinturilla.

Pinturilla narra la historia de una pintura amarilla que llega nueva al estuche de Pablo y se encuentra un panorama no muy amable. He intentado explicar de modo delicado y original, el tema del bullying a través de unos objetos escolares que se personifican en actitudes muy humanas: las pinturas de colores, el compás Compasín, la goma Paca, el sacapuntas Rasrás, … para que con un juego de similitudes el mensaje pueda llegar a los más peques. Además en este cuento he querido meter juegos de psicomotricidad y alguna que otra sorpresa más… pero es mejor abrir el libro y dejarse llevar.

El pasado mayo, la editorial Babidibú, publicó mi segundo cuento ilustrado infantil bajo el título de Rigoberta, dentro de la colección La casita esdrújula, y fue presentado ante un numeroso auditorio, entre madres, padres y niños, en la Biblioteca de Andalucía.

Rigoberta

Pinturilla se lo dediqué a mi hijo Pablo, porque le encantaba el color amarillo… y Rigoberta se lo he dedicado a mi hija Adriana, inspiradora del juego que inventé para ella, para así superar sus rabietas infantiles. En el cuento de Rigoberta he añadido un personaje, que encanta a todos los niños, se trata de Tulo, el perro orejudo y que es el conductor del relato de “situaciones a las que a diario, madres y padres, sobrevivimos”.

Tulo, el perro orejudo

El camino literario que acabo de empezar a andar, no quiero que se acabe con estos dos cuentos, de hecho … os cuento un secreto… “en el cajón superior de mi escritorio, tengo seis cuentos, listos para editar, y varias historias revolotean en mi cabeza y están deseando ser volcadas en papel”.

Pinturilla y Rigoberta, no quise que acabaran solo en un cuento de papel, por eso, un día tomé mi bata blanca de inventora, cogí compás, regla, lápiz y calculadora y diseñé el Rollycuento, que, indicado para bebés, no solo es un cuento de tela, en el que se narra una historia a través de bonitas ilustraciones sino que además se enrolla y desenrolla, sirve para hacer la croqueta, de regla que mide el crecimiento, sino que en él se encontrarán actividades guiadas que estimulan, en todo su espacio, el desarrollo emocional a través de la historia y estimulan la psicomotricidad a partir de sus juegos.

rollycuento

Por supuesto como “científica” de cositas infantiles no dejo detalle sin cuidar: unas presillas ayudan a sujetar el Rollycuento al carrito, a la cuna, en el coche, de la pared… prenderle el mordedor, el chupete… en fin ¡original y práctico!

Y para entender mejor lo que es y cuál es el uso del Rollycuento hice este vídeo que quedó muy divertido.

¿Qué es un Rollycuento?

Quiero contar algo que para mí fue fundamental al inventar el Rollycuento y es que el Rollycuento está impreso con tintas con base de agua y certificado Oeko-tex Clase 1. Esto garantiza que puede ser manipulado por niños menores de tres años sin riesgo para su salud.

Ahora mismo ya están disponibles tres títulos: “Pinturilla”, basado en el cuento impreso del mismo título; “Tulo, el perro orejudo”, sobre la historia de Rigoberta; y “El tulipán Pataplán”, que próximamente se publicará con mi sello, de Factoría de Fantasía.

Mi mundo de fantasía no acaba en los Rollycuento, va más allá. Por eso he desarrollado unos kits de manualidades de muñecos de fieltro, para que los niños los cosan con la ayuda de mamá, papá, abuelos, tíos… y por supuesto, no podía faltar el kit de Tulo, el perro orejudo de Rigoberta, además de otros personajes divertidos como, la gatita Maripili Mermeladas, o el osito Rodolfo Tirantes, la vaquita Micaela Canela, o los duendes de las estaciones….etc. Porque me parece tan bonito poder realizar manualidades en famila.

Estoy presente en redes sociales, como Facebook, Instagram, Pinterest, Twitter, por mi nombre y también por el de mis marcas, productos o los títulos de los cuentos: Adrippi, factoría de fantasía, enamorada del textil o sencillamente Agurtzane Benito, con tz, no lo olvidéis.

Los cuentos y los Rollycuento podréis encontrarlos en la tienda de juguetes de Viel Spass, que ya sabéis que está en la calle Alhóndiga, 19, en pleno corazón de Granada y en el vuestro.