Experiencias para disfrutar en familia
#somoslittle

En casa de la familia Boops

Comenzar el año con una nueva entrega de nuestra joven sección “detrás del mostrador” es un auténtico gustazo.

Más aún si para hacer esta crónica tengo la suerte de disfrutar de una tarde navideña y maravillosa en casa de la familia Boops, con Paco, Belén y Usma, llena de anécdotas y risas en un ambiente navideño y muy british.

meet the boops family

Adoro a esta familia, y se me nota, pero éste es uno de esos casos en los que lo personal trasciende lo profesional, y te permite conocer gente fantástica con la que, sencillamente, conectas. Por eso, cuando nos reunimos en torno a unos vinos a Belén, Paco, José Manuel y a mi se nos olvida el reloj, y otro tanto ocurre con Usma, Carmen y Mencía, que replican entre ellas el buen rollo que nos gastamos los adultos.

Hoy nos os voy a hablar de la fantástica librería Boops o de los extraordinarios Boops Reads, que están revolucionando el aprendizaje del inglés en Granada, hoy toca hablar de las personas que hay detrás de este proyecto, de su historia, de sus ilusiones, sus dificultades, sus retos y sus éxitos.

british family in Granada

La historia de emprendimiento de la familia Boops no es nada convencional y pivota en torno a un tema capital cuando hablamos de poner en marcha un proyecto empresarial por cuenta propia: la conciliación. Ese necesario y demasiadas veces precario equilibrio entre la vida personal y la profesional, entre la forma en que nos ganamos la vida y la manera en que deseamos vivirla.

Pero empecemos por el principio. ¿Cómo llegó a ser tan absolutamente british esta pareja guapa, nacido uno en Motril y otra en Jaén?. ¿Qué sucedió en sus vidas para que en su casa se hable el inglés con la misma naturalidad que un español con el mejor acento andaluz?.

Paco y Belén Boops

Podría decirse que fue una mezcla entre un aprendizaje precoz (para la época muy precoz) del idioma, junto con el flechazo de Paco por una Belén que empezaba a estudiar Traductores; todo ello mezclado con esas legendarias becas Erasmus, que permitieron a toda una generación hablar inglés con fluidez, conocer otras culturas e incluso abrirse camino profesionalmente en otros países.

Y justo esto último es lo que les sucedió a Belén y Paco. Una beca Erasmus, que continuó con un primer trabajo, que después… llevó a ambos a desarrollar una brillante carrera ejecutiva en Londres.

Hablar bien inglés tiene excelentes recompensas, y una de las más importantes es que te permite moverte por el mundo y acceder a empleos cualificados sin que la comunicación suponga un problema.

Belén y Usma

Así, lejos de las habituales experiencias de inmigración en las que los empleos a los que se puede acceder en Reino Unido se concentran en la hostelería, la limpieza etc., Belén y Paco tuvieron la oportunidad de desarrollar su trayectoria profesional en importantes multinacionales.

Resumiendo: la cosa les fue bien. Mejor que bien. Tan bien que se compraron una casita en tierra extranjera y residieron allí durante más de 10 años.

Pero el tiempo pasa…y el éxito profesional no es capaz de reemplazar unas raíces arraigadas profundamente en el sur de España, el mejor grupo de amigos no puede llenar el vacío que deja una familia a demasiados kilómetros y cuando decides tener un bebé…es muy normal que desees volver a casa.

Así que regresaron. Y aquí nació la pequeña Usma.

Belén y Paco reanudaron aquí sus carreras profesionales, de nuevo en grandes empresas, y de nuevo les fue realmente bien.

Pero…, ahora eran tres, y eso lo cambiaba todo.

Paco y Belén Boops

Como sabéis, los bebés no entienden de horarios flexibles (que como todos sabemos es un eufemismo de “horarios imposibles”), les cuesta comprender que su padre estará de viaje por toda Europa de lunes a sábado y no comulgan mucho con la idea de que su madre trabaje en otra ciudad de lunes a viernes.

Algunas familias son capaces de  adaptarse a estas circunstancias, y alcanzan nuevos equilibrios que les permiten continuar con sus rutinas sin cambios drásticos.

Para otras personas sin embargo, la ma-paternidad supone un auténtico un punto de inflexión en su vida, les hace reflexionar sobre sus prioridades, la forma en la que quieren vivir, cómo prefieren ganarse la vida y sobre todo, cómo van a disfrutar de ella.

Algunas de estas personas deciden entonces abandonar el empleo por cuenta ajena y lanzarse al mundo del emprendimiento, buscando una forma de realización personal y profesional que les permita también conciliar.

recuerdos boops

Ese es el caso de la familia Boops (y también el mío; quizás por eso nos entendemos tan bien 😉

Una vez tomada la decisión, había que buscar un proyecto…y la solución les vino de la mano de su nueva experiencia como padres. Ambos se preguntaban cómo era posible no encontrar en Granada libros infantiles en inglés a un precio razonable.

Cansados del tradicional “sota, caballo y rey” a precios astronómicos que podías encontrar en el mercado, decidieron que aquellas familias que querían acercar el idioma a sus peques a través de la literatura debían tener la oportunidad de hacerlo de la más hermosa de las maneras: a través de los libros.

Además, estaban decididos a que no resultase un lujo, sino algo al alcance de todos los bolsillos, a hacerlo divertidos(y así nacieron sus talleres) y a convertir la lectura de libros en una forma fantástica de enseñar inglés (e idearon sus Boops Reads).

bup

Así nació Boops. Por cierto, para curiosos: boops es algo así como el “ajo bebé, gugú” o similar, lo que se les dice a los peques a la hora de hacerles una carantoña, pero en realidad la librería se llamó así por el acrónimo formado por las iniciales de Belén, Usma y Paco: BUP. Mola ¿verdad?

Suena a cuento ¿a que si?. Una historia con final feliz.

Y lo tiene, pero no sería justa si os ocultase la otra parte de la historia: esa en la que montas un negocio crece demasiado despacio, aquella en la que te equivocas una y mil veces…Me refiero a la parte en la que pierdes dinero, haces tratos desastrosos, te equivocas de estrategia comercial, concilias menos de lo que pretendías… y estás a punto de tirar la toalla.

Ésta es también la historia de la familia Boops, que se asemeja aquí a la de tantos y tantos emprendedores.

Crear un proyecto empresarial viable no es sencillo. Hace falta mucho más que las ganas de que salga adelante, que el deseo de triunfar. “Si quieres, puedes”, escuchamos por todas partes…., pero no es suficiente.

emprendimiento Granada

Porque a la voluntad y la motivación es necesario sumar la asunción de riesgos, la capacidad de análisis, humildad a la hora de reconocer los errores, inteligencia cuando es necesario reorientar tu proyecto y adaptarlo a la realidad, horas y más horas de sacrificios y durísimo trabajo, conciliar menos de lo que esperabas…

Cuando con nuestras decisiones de compra apoyamos al comercio local, estamos diciendo a personas como Belén y Paco que no se equivocaron al tomar su decisión, que existe otra forma de hacer empresa y otra forma de hacer familia, que valoramos su esfuerzo y su valor, que quremos construir una ciudad en la que tengan cabida muchos más proyectos como el suyo.

Esta es la historia detrás del mostrador de la librería Boops, y ha sido maravilloso poder compartirla con vosotros.