Experiencias para disfrutar en familia
#somoslittle

Al Museo con bebé: descubrir la cultura en familia

Si, Cajagranada Fundación Si.

SI está apostando por la cultura en familia en nuestra ciudad, y SI se puede decir bien alto, porque lo está haciendo como debe hacerse: con hechos.

Con demasiada frecuencia asistimos a hermosas declaraciones de principios en torno a la infancia, la cultura etc., que finalmente quedan….en eso, declaraciones.

Sin embargo, convertir un espacio en accesible para familias, adaptando su programación, dotando a cada actividad de sentido, modificando incluso el espacio…eso, amigas y amigos, son palabras mayores.

Universos Sensoriales

Eso es tomarse en serio las inquietudes, necesidades e intereses de las familias y de la infancia, eso es trabajar por la accesibilidad familiar, eso es contribuir a crear una ciudad más amable para las familias.

Y nos gusta.

Este año me sobran los motivos para estar enamorada con la propuesta de cultura en familia de Cajagranada Fundación (desde la clásica programación familiar, hasta las actividades y talleres, la expo arte para aprender, el pionero Espacioª, la posibilidad de celebrar cumpleaños…), pero uno de los de mayor peso es esa delicia que han llamado “Al Museo con bebé”.

Diseñar espacios y planificar actividades de calidad para niños y niñas no es tarea fácil, pero si hablamos de bebés, no exagero si digo que se trata de algo realmente difícil.

Exige un importante ejercicio de abstracción y de síntesis, para captar la esencia del material con el que se quiere trabajar, en este caso un/a artista, un libro… Y después requiere tener la capacidad de traducir esa esencia al lenguaje y el mundo de los bebés.

Bebele Cajagranada Fundación

De ahí que la calidad del resultado dependa tantísimo del trabajo de las personas que median entre la obra y los bebés.

Y probablemente aquí radique el mayor acierto del Museo Cajagranada Fundación: en la elección de los compañeros de viaje en este acceso al mundo de la primera infancia: el Colectivo Nómadas.

En Nómadas se dedican (entre otras cosas que en otro momento os contaré en profundidad, porque el trabajo de esta gente se merece un post en exclusiva), a construir espacios sensoriales de arte y juego.

En la iniciativa Al Museo con bebé, dirigida a bebés de 6 a 36 meses con sus familias, esta tarea se plasma en dos actividades: Bebelé y Universos sensoriales.

No he podido disfrutar aún de la actividad Universos Sensoriales (aunque he visto alguna instalación y he alucinado), pero si queréis conocerla un poco mejor, es tan sencillo como ver este precioso minireportaje de Historias de Luz.

Lo sé, lo sé… es una pasada. Y una delicia, y un lujazo, y…, todo lo que pueda decir se queda corto.

Pienso colarme cámara en mano en una de las sesiones, porque me muero por observarlas y fotografiarlas.

Y eso es justamente lo que hice la semana pasada, cuando me colé (invitada, claro) en la otra actividad que compone la iniciativa Al Museo con bebé: un Bebelé.

La propuesta no es nueva para quienes seguís Little, y seguro que recordáis el precioso trabajo que Irene realizó durante todo el año pasado en la librería Agapea, con su legendario Club de lectura para bebés.

Una vez desaparecida esta actividad de Agapea (¿alguien entiende por qué hacen algunas empresas cosas así de raras?), las familias se habían quedado un poco huérfanas, hasta que Cajagranada Fundación retomó el proyecto de nuevo de la mano de Irene, integrante del Colectivo Nómadas.

La selección de los libros es relamente acertada. Claro que cuando cuentas con la editorial Barbara Fiore como colaboradora de la iniciativa, es casi imposible equivocarse.

La ola Suzy Lee Bebele

Yo tuve la oportunidad de disfrutar del bebelé de La Ola, de Suzy Lee. Lo elegí ex profeso, porque adoro el libro y a la ilustradora. Se trata de un album ilustrado sin texto, y para mi no tiene edad (puedo deleitarme mirándolo una y otra vez). Muestra el juego de una niña con una ola, así de simple, pero también así de evocador.

Tras una breve lectura del cuento, en la que las familias y los bebés ya comienzan a participar de la historia, se les invita a sumergirse en la experiencia misma del cuento, viviendo y experimentando la historia a través de una instalación creada ad hoc.

bebele

En este caso, Nómadas (Miren Aristimuño, Marc  Torres e Irene R. Tárraga) creó una instalación con una playa muy posmoderna, con arenita, olas de plástico, luces azules, sonido del mar…

Y ahí, en ese espacio tan abstracto, es donde pasa todo. La magia sucede. Y sucede porque se entiende a la perfección la actitud con la hay que acercarse a los bebés: desde el respeto. Eso implica situarnos a su altura, no forzar, no “enseñar”, sino descubrir juntos, acompañar, mecerse al ritmo de sus primeros pasos…

cultura en familia Cajagranada

Ni un solo bebé llora, ni uno solo se pone nervioso/a, hay calma, juego, risas, complicidad entre madres-padres-bebés…

Esto último es muy importante, porque no es una actividad para bebés: es para bebés acompañados de una persona adulta, y ambos son quienes participan y disfrutan de la experiencia.

cultura en familia bebele

Y el tiempo vuela, porque es lo que sucede cuando lo pasas muy bien y olvidas todo lo que te rodea.

Las fotos de este post corresponden a esa sesión. Os pido mil disculpas porque creo que son las peores que he hecho nunca y no hacen justicia a la belleza de la instalación, ni a la magia de la actividad, pero las condiciones de luz eran imposibles.

En fin, si acabas de quedarte con la boca abierta y estás deseando asistir a una de las sesiones de Bebelé o de Universos Sensoriales, puedes ver toda la info aquí, y también sacar las entradas (el precio es realmente asequible).

Por mi parte, mientras me “autoinvito” a una sesión de Universos Sensoriales, voy a seguirle la pista al Colectivo Nómadas, y voy a ver si desde Little podemos colaborar con el Museo Cajagranada Fundación en ese empeño por acercar la cultura a las familias.

Dejadme que piense…