Experiencias para disfrutar en familia
#somoslittle

Aprendizaje de disciplinas artísticas en la infancia

Los padres y las madres de hoy día somos muy “apretaos”, de más diría yo.

A veces tengo la impresión de que padecemos algún tipo de trastorno relacionado con la anticipación y la necesidad de control o la sobreprotección (por algo se ha acuñado el término “hiperpaternidad”), que nos lleva a querer allanar el camino al máximo para nuestros peques.

En ocasiones, toda esa preocupación por su futuro nos lleva a programar el que debe ser tiempo de ocio, de desarrollo y de experimentación de nuestros hijos e hijas, como si estuviésemos completando las casillas de un perfecto Currículum Vitae se tratase.

Perfecto e hipotético porque ¿alguien tiene la menor idea de lo que demandará el mercado laboral del futuro?

Es más, ¿quién nos dice que nuestros peques no se ganarán la vida dignamente (o excepcionalmente bien) en alguno de los campos relacionados con el arte?

Lo cierto es que, salvo que en nuestra familia o círculo próximo de amistades haya personas que se dedican profesionalmente a la música, la danza, las artes escénicas o plásticas, la gran mayoría de las personas sigue viendo estas ocupaciones como “inseguras” o “poco fiables”. Algo a lo que dedicarse en el tiempo de ocio, si es que hay…

De esta manera, arrinconamos su exposición a los aprendizajes que tienen que ver con la educación artística a un segundo lugar, siempre supeditado a lo que, desafortunadamente, sigue considerándose “lo importante”.

aprender arte en la infancia
Fotografía: Rocío Sweetshot

Y no lo hacemos únicamente en casa, sino que también ocurre en la escuela, cuando todo lo relacionado con la expresión artística, tan felizmente presente en el currículo de la educación infantil, comienza a verse postergado en el currículo de la educación primaria en adelante.

Sin embargo, basta con pasar por una clase de música, de dibujo o de danza para peques con la mente abierta, para salir completamente fascinados por lo que allí ocurre.

Y os aseguro que lo que ocurre va muuuucho más allá de preparar a futuros profesionales de tal o cual disciplina artística. Va de explorar tus propias capacidades, de dejarte guiar por tus intereses, de desarrollar una autoconfianza a prueba de bombas, de ampliar tus horizontes más allá de lo que podrías imaginar…

Si, se me ve el plumero, no me escondo, porque yo fui una niña y una adolescente feliz en clases de dibujo artístico “fuera de horas”, en las que entraba en esa especie de trance que ahora llaman “flow” y que hace que no te des cuenta de cómo pasa el tiempo mientras te dedicas a lo que te gusta, que me probaba y exigía más una y otra vez, hasta que el resultado del trabajo se acercaba a lo que estaba buscando…

aprender disciplinas artísticas infancia
Fotografía: Rocío Sweetshot

¿Qué aprendí de aquella experiencia? Mucho más que el intenso placer que obtuve mientras dedicaba mi tiempo a aquella tarea: perfeccionismo, autoexigencia, capacidad para asumir los errores… y muchas cosas más que, si, ahora me doy cuenta, han sido muy importantes a lo largo de mi vida profesional.

En la familia Somoslittle tenemos un buen puñado de proyectos relacionados con el aprendizaje artístico, liderados por personas que han convertido su pasión y su vocación en la difícil profesión de enseñarlos a los más pequeños.

Os dejo con ellas y ellos para que os cuenten por qué hacen lo que hacen….

Adriana Torres. Gorgoritos: música, arte y educación

A veces las familias se encuentran inmersas y también perdidas ante la cantidad de ofertas, en ocasiones excesivas, que tienen para sus hijos. En el momento en el que decidimos apuntarlos a una actividad artística específica, es necesario detenerse un poquito para reflexionar, valorar y conocer en profundidad el proyecto antes de elegirlo.

Con respecto a la actividad musical, hay familias que buscan comodidad a la hora del desplazamiento. Otras que buscan solamente diversión para sus hijos. Y hay otras que además de buscar el disfrute de sus pequeños, quieren una actividad de calidad donde detrás del juego y de la música, haya una base sólida y avalada que haga que esa actividad tenga un sentido más completo y profundo que simplemente aprender música o diversión.

clases de música para niños en Granada

Algo que tiene Gorgoritos, que no tiene ningún proyecto musical en la ciudad de Granada, es que cuenta con el apoyo y el respaldo institucional de la Universidad de Granada; de hecho, de esta institución nace el proyecto. Esto se traduce en que trabajamos a partir de las investigaciones más novedosas, recogiendo además las corrientes educativas musicales tradicionales como Gordon, Willems, Orff, Kodály…, en que tenemos la fortuna de poder compartir nuestra metodología en congresos de todo el mundo, y en que las familias confían plenamente en que las experiencias musicales que les ofrecemos a ellos y a sus hijos son de calidad.

El objetivo de Gorgoritos no es crear perfectas máquinas reproductoras de músicos modelo de algún estilo concreto, sino fomentar un espacio respetuoso, de calma, de vivir el momento presentecon el sosiego con el que hoy en día nos cuesta cada vez más vivir, donde las músicas de todo el mundo se combinen para que los niños y sus familias puedan disfrutar, sentir, conectar y crecer a través de la música y expresen su esencia.

escuela de música para niños Granada

Las familias que desean acercarse a la música desde esta perspectiva, encuentran en Gorgoritos un espacio donde se viven variadas y diversas experiencias a través de la misma, desde que son bebés hasta los 8 años de edad, a través de conciertos, libros, encuentros especiales con texturas, formas, olores…pudiendo conciliar y disfrutar la experiencia gracias a nuestro servicio de cuidadora con los hijos grandes y los más pequeños, creando así una gran tribu musical.

A través de la música desarrollamos la sensibilidad, la paciencia, el compañerismo, el respeto, la autorregulación, la expresión de las emociones, la concentración, la coordinación, la conexión con nosotros mismos, con los demás…y sobre todo la alegría de compartir un idioma universalcon el resto de familias que participan en Gorgoritos.

Gorgoritos.

Diferentes centros en Granada.

Tlf: 644 742 964

Eva García. Cactus!, taller creativo

Cuando en Cactus! decimos que los niños y niñas que aprenden una actividad artística son niños y niñas “diferentes”, ¡lo decimos de verdad! .

La expresión artística les proporciona, no solo la posibilidad de plasmar su mundo interior, sus sentimientos y sensaciones, sino que también desarrolla su imaginación, creatividad y su talento individual.

clases dibujo niños Granada
Fotografía: Rocío Sweetshot

Nuestro principal objetivo es guiarles para que trabajen como verdaderos artistas, y ¡vaya si lo hacen! Nuestros artistas trabajan sobre un proyecto , aunque siempre tienen libertad creativa durante el proceso, y para ello, nos aseguramos de que tengan materiales y herramientas suficientes para que puedan plasmar cualquier idea que pase por sus geniales cabezas.

¿Más? Se estimula el aprendizaje de otras materias, desarrolla la motricidad fina, la concentración , la paciencia y también la autonomía; por supuesto ayuda a desarrollar la autoestima( a quien no le flipa ver su obra en el salón de la abuela) y a valorar el trabajo ajeno, favoreciendo las relaciones entre compañeros.

academia dibujo niños Granada
Fotografía: Rocío Sweetshot

Aunque , la que nos hace sentir mas orgullosos, y , ahora hablo también como madre de las apretás, debería ser la mas importante: seño, ahora el lunes es mi día preferido de la semana (María , 7 años, después de su primera clase extraescolar)

Cactus!

Placeta de Santa Teresa (entre Calle Arabial y Camino de Ronda).

Tlf: 649 69 74 26

Happy Dance Center: baila, sonríe, be happy!

La etiqueta ECO está arrasando en el mercado.

Todo lo natural y sostenible provoca un “click” en nuestro cerebro y hace que nos decantemos por este tipo de productos, porque cada vez somos más conscientes de cómo se marchita el planeta, de como nuestro cuerpo muta con tanta química.

¿Que por qué una escuela de danza habla de productos ecológicos en vez de intentar convenceros de los numerosos beneficios físicos y espirituales que nos llevamos al disfrutar de una clase de baile?

Porque lo habéis olvidado y necesitamos haceros recordar que el elemento fundamental de la danza forma parte de la propia naturaleza del ser humano: el ritmo.

Tu pulso, tu respiración, tus pasos, tus parpadeos, tu forma de hablar… sin darte cuenta te mueves constantemente al ritmo que marca tu cerebro, estamos en constante danza con la vida.

escuela de baile en Granada

Desde los orígenes de la humanidad, el ser humano baila. ya fuera para ejercitarse e infundir ánimo a los guerreros, para el cortejo amoroso, para acompañar las labores del trabajo, o para celebrar rituales religiosos, este arte nos ha acompañado desde nuestro comienzo.

Ojalá que con esta reflexión, todas las disciplinas artísticas que a veces quedan descartadas a un segundo plano, ocupen de nuevo el trono sobre el que en otros tiempos estuvieron.

Os invitamos a todas las familias a que os pongáis música en vuestras casas, improviséis libremente, sentid vuestro ritmo interno… ostras… que sensación… mágicamente mientras bailamos somos más grandes, más seguros, más felices..

escuela de baile Granada

Cómorr??? ¿Que te bloquea la vergüenza? ¿Que has olvidado tu naturaleza bailonga?¿Que no has predicado con el ejemplo y tus peques sólo siguen el tik tak del reloj?

No os preocupéis, tenemos una súper terapia de choque esperándoos para que seáis muy, pero que muy felices bailando en nuestra escuela

¡Os estamos esperando!

Baila, sonríe… be happy!

Happy Dance Center

Calle Doctor Buenaventura Carreras esquina Plaza Gerardo Cuerva, 18004.

Tlf: 958 96 49 79

María Jesús Valenzuela.Sonrisas musicales

Aprender música debería ser un derecho universal de todos los niños y niñas.

Sus beneficios, a edades tempranas son tan grandes, que no somos realmente conscientes de hasta qué punto la música impulsa el desarrollo integral de los niños además de hacerlos mucho más felices.

Está demostrado que la música potencia la memoria, la capacidad para expresarse, comunicarse y transmitir sentimientos. Cuando se liga el crecimiento de un bebé a experiencias musicales de calidad, se está potenciando el desarrollo cerebral, se está estimulando el lenguaje y la creatividad.

escuela aprendizaje musica niños Granada

En Sonrisas Musicales enseñamos la música como un lenguaje que es, desde vivencias musicales de calidad, creando sonoridades lo más ricas posible, con el cuerpo y la voz, en familia y sin usar fichas ni libros y respetando siempre el proceso natural de aprendizaje: escuchar-imitar-inventar.

En el trabajo con los bebés y niños, siempre respetamos el ritmo de aprendizaje de cada uno, pues no hay dos iguales, cada peque tiene sus necesidades, sus puntos fuertes y otros a mejorar. Nuestra filosofía de enseñanza sigue la línea de María Montessori, de acompañar al niño en su aprendizaje sirviendo de guía y respetando su espacio y sus tiempos.

Gracias a nuestro método propio, los niños crecen jugando con la música, rodeados de un ambiente musical de alta calidad, guiados por especialistas y desarrollando sus cualidades musicales al máximo. A los 5 años están preparados para comenzar a aprender a tocar un instrumento musical, de hecho nuestra escuela destaca por estar especializada, además de en la música creativa para bebés, en la iniciación temprana al piano.

clases de piano para niños en Granada

No se trata de enfocar las clases a que los niños sean virtuosos o concertistas, sino de despertar la motivación y el amor por la música y enseñarles a usarla en su vida.

Para que el aprendizaje musical sea de la más alta calidad ha de estar guiado por especialistas, con un método que funcione donde aprenden jugando, una programación viva por proyectos y una comunicación fluida familia-escuela. Todo ellos e fundamental.

Porque para tus hijos quieres lo mejor, es fundamental confiar su educación a especialistas y centros de referencia.

Sonrisas Musicales.

Calle Rey Abu Said, 10, 18006.

Tlf: 958 07 10 49