Experiencias para disfrutar en familia
#somoslittle

Yoga para embarazadas: el ejercicio consciente

Son muchas las mujeres que se interesan por el yoga para embarazadas como primera opción para realizar algún tipo de actividad física durante el embarazo.

Por suerte, en Granada contamos con un nuevo espacio especializado en la práctica de este ejercicio: Madre Yoga.

clases de yoga para embarazadas en Granada

Madre Yoga es una de las recientes y flamantes empresas Little, y de la mano de Flor Alonso e Irene Navarro avanza con paso tranquilo y firme, defendiendo una apuesta por un espacio inequívocamente femenino y centrado en el desarrollo personal, que ofrece algunas opciones maravillosas para embarazadas, madres y familias: Nido Montessori Pikler, yoga para embarazadas, yoga con bebés, yoga en familia…

Para escribir este post, me colé en una de sus clases de yoga para embarazadas en Granada, donde un pequeño grupo de madres hermosas me permitireron observar y formar parte de esos momentos que dedican a su cuerpo y a su conexión con el bebé que va a nacer. Gracias chicas. Gracias Irene.

Hoy, os cuento lo que vi allí, y también lo que aprendí de Irene y de su historia.

clase de yoga embarazadas Granada

Para mi, las historias que hay detrás de los proyectos empresariales tienen tanto valor como la calidad de los servicios que prestan, porque si algo he aprendido en todo este tiempo dedicado al emprendimiento, es que los pequeños proyectos son las personas que los impulsan. Tienen su corazón y su fuerza, su determinación y su amor.

Y si hablamos de yoga para embarazadas, os aseguro que hace falta mucho más que conocer la técnica, la posturas correctas o los innumerables beneficios que tiene para el cuerpo de las mujeres embarazadas.

Cuando eliges el yoga como ejercicio físico a practicar durante tu embarazo buscas algo más que mejorar tu flexibilidad o aliviar dolores de espalda. Buscas conexión, sentido, consciencia…, y la persona que lo facilita, la profesora de yoga, es parte fundamental en la ecuación. Por eso os cuento un poquito (solo un poquito) de la historia de Irene y el yoga.

Irene Navarro

Irene descubrió el yoga hace más de 12 años, mientras trabajaba en Bolivia como Ingeniera de Montes. Suena extraño ¿verdad?, descubrir el yoga en Bolivia, y es que a veces, las cosas importantes de nuestra vida se nos presentan cuando menos lo esperamos, pero también cuando más lo necesitamos…

Tengo la impresión de que el yoga es algo que primero se introduce en tu corazón, en tu forma de relacionarte con tu cuerpo, y después se extiende a tu forma de vida, a tu alma. Desde luego así fue en el caso de Irene, para la que el yoga resultó una auténtica revolución, que la llevó a cambiar su vida e incluso su trabajo.

Desde que el yoga llegó a su vida, Irene jamás abandonó la práctica, y a su regreso a Europa, poco a poco comenzó a profundizar y a formarse cada vez más en esta disciplina: en hatha yoga primero, en yoga kundalini (su favorito) y pranayama después…, hasta que finalmente tomó la decisión (o más bien la decisión la tomó a ella) de dejar de trabajar como ingeniera de montes y comenzar a dedicarse profesionalmente al yoga.

postura de yoga

Y en esas le llegó la maternidad, e invitablemente se produjo la simbiosis yoga-embarazo.

Aprendió de su experiencia, adaptando la práctica a su nueva situación, profundizó en su formación de kundalini yoga, buscando las mejores variantes de los ejercicios para aliviar molestias, preparse para el parto…A la vez, Irene realizó formaciones de preparación al parto de otras técnicas, como parto en movimiento o técnica Alexander, y comenzó a dar clases de yoga para embarazadas en Granada durante su propio embarazo.

Y ya no paró. Después de ser madre y disfrutar del acompañamiento del yoga en ese proceso a nivel de preparación física y mental, de aceptación y afrontación de los cambios que implica la maternidad y la crianza en general, Irene tuvo muy claros los beneficios del yoga para embarazadas.

Por eso, las clases de yoga durante el embarazo son parte esencial del proyecto Madre yoga, y se complementan con yoga con bebés (enfocado a la recuperación después del parto) y yoga en familia (enfocado a…¡toda la vida!).

flexibilidad yoga

En cuanto a la parte más “física”, si tenéis dudas sobre las bondades de la práctica del yoga durante el embarazo, haced algo muy sencillo: preguntadle a vuestro ginecólogo/a. Salvo contraindicaciones muy específicas en embarazos de riesgo, os dará su “bendición” rápidamente.

La lista de beneficios es casi interminable, pero aquí os dejo un pequeño resumen:

  • Mejora la postura corporal. Gracias a ello, se evitan, reducen y alivian los molestos dolores de espalda tan frecuentes en esta etapa.
  • Te ayuda a conectar con otras mujeres embarazadas: he aquí uno de los grandes beneficios del yoga para embarazadas a nivel emocional, el grupo de apoyo que se construye entre las mujeres que lo practican y que teje una red invisible que las sostiene.
  • Tonifica el cuerpo: proporcionando flexibilidad y elasticidad a los músculos.
  • Mejora las digestiones
  • Te ayuda a dormir y descansar mejor
  • Estimula la circulación sanguínea
  • Fortalece el suelo pélvico
  • Reduce el estrés
  • Mejora la función inmunológica
  • Reduce las posibilidades de cesárea
  • Aumenta tu capacidad pulmonar…

Podría seguir muuuuuuucho tiempo más, pero creo que ha quedado más o menos claro que el yoga es bueno-bueno durante el embarazo.

Existen diferentes tipos de yoga, así que es bueno saber cuál de ellos vas a realizar, porque es probable que no todos vayan contigo, o no sean el tipo de ejercicio que vas buscando.

gimnasia para embarazadas en Granada

En Madreyoga, Irene practica Kundalini Yoga, el llamado “yoga de la conciencia”. Se trata de un tipo de yoga que va más allá del mero ejercicio físico, y que combina posturas del cuerpo con ejercicios de respiración y de meditación.

Lo que yo vi en la tarde que pasé en este centro luminoso y sencillo, fue una sesión de yoga en la que se daba muchísima importancia a la respiración y se sucedían una serie de movimientos suaves y controlados.

Desechad de vuestra mente cualquier imagen de yoga “acrobático” que se os pueda presentar, aquí no va de eso. Va de conectar con tu cuerpo, con tu fuerza interior, con tu bebé. Va de tomar consciencia y controlar, de dejarte llevar, de ser parte de y de formar parte con…

Es realmente difícil expresarlo con palabras. Pero si que os puedo decir que era algo hermoso y lleno de serenidad.

kundalini yoga Granada

Por tanto, y sin dudarlo ni un minuto, le doy un rotundo “little-approved” a Madre Yoga y sus clases de yoga para embarazadas en Granada, y os invito a pasar por allí, preguntar, informaros y comprobar en persona que solo he contando una pequeña parte de todo lo bonito que pasa en este centro.

Madre Yoga está en Calle Doctor López Font, nº1 (zona Arabial-Neptuno). Es muy accesible en coche, porque tienes cerca la salida de la autovía de Recogidas. Otra cosa es el aparcamiento… (esto es Granada). La buena noticia es que hay parking públicos cerquísima, así que no tienes que complicarte la vida si tienes que ir en coche.

Puedes contactar con ellas por mail a través del correo info@madreyoga.org o bien mediante sus redes sociales.

Y eso es todo por hoy.

Námaste amigas.