Experiencias para disfrutar en familia
#somoslittle

¿En qué se parece un parto a la final de un mundial de fútbol?

Hoy cedo la palabra, con mucho gusto, a mi buena amiga Felicidad Rodríguez, para hablar sobre la preparación al parto.

Feli lleva mucho tiempo al frente de su propia clínica de fisioterapia y osteopatía y está especializada en embarazo y posparto.

preparación parto Granada

Si sois habituales de este blog ya me habéis escuchado antes hablar mucho (y bien) de ella, a raíz de sus tratamientos de la barriga posparto con la Indiba y de su precioso proyecto Ha nacido una madre.

regalos bonitos para embarazadas

Hoy, “rescato” un post que hace unos años escribió para otra web, la de Esta por mamá, un proyecto que trajo a Feli a mi vida (y a muchas más empresas bonitas de Granada especializadas en maternidad y primera infancia).

Ya desaparecido ese proyecto y su web, he tenido la inmensa suerte de que Feli padezca una suerte de “síndrome de Diógenes digital” y conserve todo lo que escribe.

Gracias a eso hemos podido rescatar un artículo de lectura amena, tan riguroso como clarificador, sobre la importancia de la preparación física al parto.

Os dejo con ella, que ustedes la disfruten…

Sin ser una entendida en el tema, hoy me voy a permitir hablar de fútbol

parto mundial futbol

Estamos muy acostumbrados/as a que el Deporte Rey pare el mundo, todos/as nos acordamos qué estábamos haciendo ese 11 de Julio de 2010 cuando Iniesta marcó el gol que hizo a la Selección Española de Fútbol campeona del Mundo.

Para llegar a ese momento, a esta final tan decisiva, los jugadores llevan meses preparándose de un modo especial. ¿Sabéis por qué? Porque es un acontecimiento en el que la exigencia física y mental será máxima.

A veces, es tanto el nivel de presión al que se ven sometidos, que deriva en lesiones y demás problemas. No nos sorprende, después de un partido importante, escuchar que algún jugador se ha lesionado. Lo que si nos sorprende, es la capacidad de recuperación que estas personas tienen.

He perdido la cuenta de las veces que he escuchado: “si Cristiano Ronaldo se hizo un esguince y a la semana estaba jugando, ¿ por qué llevo yo 3 semanas con el tobillo así?”

La respuesta es clara, los deportistas entrenan y son tratados y preparados “para lesionarse”; no es exactamente así, pero un tejido trabajado es mucho más fácil de recuperar que un tejido que no lo está.

entrenamiento parto

¿Y qué pasa cuando no se va preparado a estos eventos? –Recordemos a Diego Costa y a la famosa placenta de yegua-pues que la posibilidad de lesión es mucho más alta y el tiempo de recuperación será mayor. Volveremos a esto más adelante.

En este momento, os estaréis preguntando… Y esto, ¿qué tiene que ver con mi embarazo y mi parto?

Pues bien, acabáis de descubrir, que dentro de cada mujer existe una deportista de élite en potencia.

Desde el momento en el que nos quedamos embarazadas, empieza una asombrosa preparación en el cuerpo de la mujer  para jugar el partido más importante de su vida: el parto. 

Fisiológicamente se producen cambios, que nos ayudaran en ese momento; pero si nos entrenamos para esa “final”, el partido será mucho menos duro de jugar y las lesiones, más llevaderas. 

El parto, es el momento de mayor exigencia física y mental al que una mujer va a enfrentarse a lo largo de su vida –no en vano, más de un papá orgulloso, comenta “no sabía lo fuerte que podía ser, hasta que la vi dando a luz”-.

preparación al parto

Afortunadamente, contamos con la ventaja de que sabemos lo que va a ocurrir, y por ello podemos dedicar 9 largos meses a prepararnos.

El estiramiento al que se van a ver sometidos nuestros tejidos es máximo, ¿no parece lógico llegar a este momento con nuestro periné lo más flexible posible?

Un periné flexible se adaptará a este estiramiento sin desgarrarse, y por tanto, el riesgo de episiotomía se verá notablemente disminuido.

En el deporte de élite, pasan mucho tiempo de entrenamiento practicando el “gesto deportivo”, para ser más eficientes, es decir, rendir lo máximo con el mínimo esfuerzo.

embarazada Granada fisioterapia

¿No sería interesante aplicar esto al momento del parto? Saber qué hacer para acelerar la dilatación, que posturas son más favorables, cómo ayudarnos de la respiración, cómo hacer un buen pujo… 

Hablábamos un poco más arriba de la importancia de la preparación física a la hora de evitar lesiones, quiero enfatizar esto y además destacar la importancia de la preparación de cara a la recuperación.

No es lo mismo recuperar una musculatura entrenada previamente, que empezar de cero después de haberse lesionado.

A modo de ejemplo, si alguna vez has practicado running y has tenido que parar por una lesión, retomarlo después de este parón siempre será más fácil que empezar a correr desde cero. 

Como sabemos que la posibilidad de lesión durante el parto es alta, es mejor tomar conciencia de la musculatura, saber que existe, cómo se mueve y para qué sirve, cuando está sana.

Si lo dejamos para cuando se ha sometido a una elongación máxima, o incluso cuando ya está lesionada, nuestra capacidad será menor y el trabajo que debemos realizar para conseguir recuperarla será mayor. 

Como bien dicen las abuelas, que son muy sabias, “más vale un “por si acaso”, que un “si yo lo hubiera sabido”” 

preparación al parto Granada

Para finalizar, lo que a mi juicio es la clave del éxito de los deportistas de élite, además de su esfuerzo, su perseverancia y su voluntad, es el gran equipo técnico en el que trabajan todos a una para conseguir el mayor rendimiento posible: entrenador, preparador físico, readaptador, médico deportivo, fisio… y cómo no, el resto de jugadores del equipo.

Como mujer, como “deportista de élite”, debes saber que, junto a tu compañero/a de viaje, el papá del bebé o la persona que hayas decidido que te acompañe, eres la protagonista de esta historia.

Vosotros dos, y vuestro bebé, sois los que debéis “jugar el partido”, pero para conseguirlo en las mejores condiciones, debes de rodearte del mejor equipo técnico: matrón/a ginecóloga/o, fisioterapeuta… y nosotros/as, como parte de ese equipo, debemos trabajar todos/as a una, de una manera multidisciplinar, para obtener nuestro mejor resultado: ganar esa final, conseguir un parto bonito, disfrutado, fácil, sin que las consecuencias posteriores sean más que las propias de la fisiología. 

Y recuerda, después de cada partido, cada uno de los jugadores es revisado y puesto a punto por su fisio, aunque a priori, no haya habido ninguna lesión… ¿tú vas a ser menos?