Experiencias para disfrutar en familia
#somoslittle

Paisajes sensoriales: descubrir un Museo con los sentidos

El espacio Paisajes Sensoriales ya es una realidad dentro del Museo Memoria de Andalucía, pero su existencia comenzó a gestarse hace casi un año.

Por aquel entonces, recibí un mensaje del Museo en el que se me invitaba a participar en un encuentro junto con empresas, profesionales y personas estrechamente vinculadas a la infancia en nuestra ciudad. Imposible decir que no a una actividad que llevaba por nombre “pensar el espacio vacío”.

museo para familias

Recuerdo aquella mañana como algo tremendamente inspirador: un riquísimo intercambio de ideas, visiones, formas de entender la infancia y los espacios amigables, en la que cada uno/a hizo sus aportaciones para un futuro/posible espacio destinado a los bebés y las familias en el Museo Memoria de Andalucía.

Compartí aquellas horas con profesionales del Museo, de la Fundación Diversos, del Nido Montessori-Pikler de Madreyoga, de la escuela Alquería…todas las personas entregadas en una serie de actividades participativas guiadas por Nómadas, artífices de algunas de las propuestas más hermosas que este espacio ha desarrollado para la infancia.

arenero Museo Memoria de Andalucia

Así se gestó el espacio que hoy lleva el nombre Paisajes Sensoriales y que traslada al museo espacios de la naturaleza de Andalucía a través de una serie de instalaciones interactivas y didácticas.

Este espacio lleno de maravillas y misterios se ubica en la sala 1 del museo dedicada a la Diversidad de Paisajes.

Allí podemos encontrar una serie de escenarios, inspirados en los paisajes de Andalucía (costa y mar, desierto, valle, montaña…) en el que los peques encontrarán una diversidad de estímulos de diversa índole (sensoriales, cognitivos…).

museo memoria de Andalucia para familias

Cada parte de la instalación está inspirada en un paisaje diferente: los paisajes del desierto y costa están representados por un arenero que es la delicia de los bebés. Es un gustazo verlos disfrutar allí, tocando, trasvasando, manipulando…

La costa nos lleva hasta el fondo marino, representado aquí en un espacio en el que las luces y los colores son los grandes protagonistas. Este espacio ha sido diseñado en torno al concepto “snoezelen” que es la unión de los términos holandeses que significan “impregnarse” y “soñar”, base del concepto actual de “estimulación sensorial”.

snoelzen

Las zonas de valle y montaña tienen un fondo ilustrado que contextualiza una serie de materiales y objetos que beben directamente de las premisas básicas de la pedagogía Montessori.

De esta forma se invita a los pequeños vistantes acompañados de adultos a descubrir la vida en el ámbito rural: inhalar los olores del campo andaluz: lavanda, romero, tomillo, jazmín… ; tocar las texturas de la fauna y la flora…

Se trata de una instalación especialmente diseñada para bebés y niños, pero es perfectamente apta para cualquier edad, ya que está concebida desde una perspectiva inclusiva, que la hace apta para ser disfrutada personas con capacidades diversas.

al museo con bebe

A mi me parece un espacio maravilloso y perfecto para disfrutar en familia, y tengo muy claro que se trata de todo un acierto.

Los paisajes sensoriales pueden visitarse y disfrutarse dentro de la visita al Museo, con la entrada general, aunque los próximos días 24 y 25 de noviembre tendremos una oportunidad única de hacerlo dentro del Festival Chavea, ya que la entrada al mismo (que puede adquirirse aquí de forma anticipada) incluye la visita íntegra al Museo. Además, muchas de las maravillosas actividades de la programación se llevarán a cabo en este espacio.

al museo en familia

No puedo dejar de aplaudir la inciativa, y todas las que que esta institución está llevando a cabo orientadas a la infancia, y que sin duda la están convirtiendo en un referente dentro de los espacios culturales family friendly.

El programa Al Museo con bebé, el Espacio Arte, la exposición Arte para aprender, los campamentos de verano, los fantásticos cumples en el Museo, el cariño con el que se acogió a las más de 6000 personas que visitaron la última Feria Little o la acogida que ha dado al Festival Chavea son algunas de las muestras que declaran bien alto que este Museo tiene la firme intención de acercar la institución a las familias granadinas.

Creemos que lo están haciendo bien. Muy bien. Y cuando las cosas se hacen bien, las familias respondemos.

Nos vemos disfrutando de los Paisajes Sensoriales 🙂